Manual de Derecho Sucesorio. Tomo I

$1.190

CAROZZI Ema

SKU: 6848 Categoría: Autor/a:
Dimensions1724 cm

Índice

ÍNDICE
Prólogo a la segunda edición . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5
Capítulo I
Derecho sucesorio, conceptos fundamentales
1. Concepto de sucesión y de derecho sucesorio.
Fundamento del derecho sucesorio. Sucesión por acto entre vivos
y sucesión mortis causa.
Sucesión a título singular y sucesión a título universal . . . . . . . . . . . . . 7
2. Sucesión en la persona, sucesión en los bienes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13
3. Calidad de heredero, vocación hereditaria, derecho de optar
entre aceptar o repudiar la herencia. Derecho del coheredero
sobre los diversos bienes de la herencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15
4. Concepto de heredero, diferencias con el legatario . . . . . . . . . . . . . . . . . 23
5. Apertura legal de la sucesión, apertura judicial de la sucesión,
apertura de testamento cerrado. Delación de la herencia . . . . . . . . . . . 25
6. Sucesión. Modo de adquirir. Título de adquirir . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28
7. Origen de la vocación sucesoria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30
8. La “saisine”, sucesión por el solo hecho de producirse
la apertura legal de la sucesión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31
Capítulo II
Testamento
1. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33
2. Caracteres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34
2.1. Unilateral, unipersonal y no recepticio. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34
2.2. Acto que sólo puede ser otorgado por una persona física . . . . . . . . . . 35
2.3. Esencialmente revocable . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36
2.4. Solemne . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37
2.5. Personalísimo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37
3. Cláusulas especiales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38
3.1. Disposición captatoria (art. 783 incisos 1° y 2° CC) . . . . . . . . . . . . . 38
3.2. Interpretación legal de diversas cláusulas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39
3.2.1. A favor de personas no correctamente individualizadas . . . . . . 39
3.2.2. Disposición hecha a favor de los parientes del testador
(art. 786 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39
4. Formas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40
4.1. Testamento menos solemne . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40
4.2. Testamento solemne . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41
4.2.1. Testamento abierto (art. 793 y ss. CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41
4.2.2. Testamento cerrado (art. 801 al 808 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . 47
Capítulo III
Nulidad de testamento
1. Nulidad, concepto, diferencia con la inoponibilidad . . . . . . . . . . . . . . . . 53
2. Nulidad por vicio de forma . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54
3. Nulidad por incapacidad del testador. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55
4. Nulidad por vicios de la voluntad testamentaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55
4.1. El error: nulidad relativa y parcial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 56
4.2. La violencia: nulidad relativa y total . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59
4.3. El dolo o sugestión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59
4.4. Carácter de la nulidad fundada en los vicios del consentimiento. . . . 64
Capítulo IV
Interpretación de testamento
1. Interpretación de los actos jurídicos. Generalidades . . . . . . . . . . . . . . . . . 65
2. Caracteres típicos del testamento,
diferencia con los negocios bilaterales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67
3. Normas y principios que guían la interpretación testamentaria. . . . . . . . 68
3.1. Límites en la indagación de la voluntad del testador. . . . . . . . . . . . . 68
3.2. ¿Qué voluntad interna del testador debe ser indagada?. . . . . . . . . . . 69
4. Interpretación complementaria o integración
de la voluntad testamentaria. ¿Es admisible en nuestro derecho? . . . . . . 73
4.1. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 73
4.2. El intérprete ¿debe indagar la voluntad real, o presunta? . . . . . . . . . 74
Capítulo V
Capacidad para testar
1. Causas de incapacidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85
2. La impubertad, art. 831 N° 1 CC. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85
3. La interdicción por razón de demencia (art. 831 N° 2 CC) . . . . . . . . . . . . 89
4. Los que no gozaren actualmente del libre uso de su razón,
N° 3 del art. 831 CC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 93
5. Todo el que de palabra o por escrito no pudiera expresar
su voluntad claramente (N° 4, art. 831 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97
6. Consecuencias de la incapacidad del testador . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 100
7. Momento en que la incapacidad se juzga . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 100
Capítulo VI
Capacidad para suceder
1. Precisiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101
2. La denominada «Incapacidad» absoluta para suceder . . . . . . . . . . . . . . . . 103
3. Aptitud para suceder como heredero o legatario, vinculado a la persona
física (art. 835 N° 1 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106
3.1. Existencia jurídica: exclusión de los prefallecidos
(arts. 1038 y 1041 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106
3.2. Existencia jurídica: situación de los concebidos y de los nacidos
al producirse la apertura legal de la sucesión (art. 835 N° 1 CC) . . . . 108
3.2.1. Persona concebida, que nace posteriormente vivo y viable . . . . 108
A. Estar concebido al producirse la apertura legal de la sucesión . . . . 108
B. Nacido vivo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111
C. Concepto de viabilidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111
3.2.2. Situación del nacido antes de abrirse la sucesión,
que muere antes de llegar a las 24 hs. de vida . . . . . . . . . . . . . . . . 116
4. Aptitud para suceder como heredero o legatario,
vinculado a la persona jurídica (art. 835 N° 2 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . 117
4.1. Análisis del Código Civil . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 117
4.2. La ley N° 17.163 de setiembre de 1999,
capacidad sucesoria de las fundaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119
5. Las denominadas “Incapacidades relativas para suceder”,
arts. 839, 840 y 825 CC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 122
5.1. Eclesiástico que confiesa al testador en su última enfermedad
(art. 839 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 123
5.2. Escribano que autoriza el testamento (art. 840 CC) . . . . . . . . . . . . . 125
5.3. Comandante en caso de testamento otorgado en el mar
(art. 825 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 127
Capítulo VII
Indignidad
1. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 129
2. Sujetos que pueden incurrir en indignidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 130
3. Breve análisis de las diferentes causales de los arts. 842 y 843 CC.
Causal del N° 1 del art. 842 CC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 132
4. Pérdida de la legítima . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 138
5. Causales del art. 843 CC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 139
6. Nueva causal de indignidad.
Art. 16 la ley N° 17.163 de setiembre de 1999 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 140
7. Efectos de la declaración de indignidad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
7.1. Caracteres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
7.2. Sujeto activo y sujeto pasivo de la acción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146
7.3. Alcance de la sentencia que declara la indignidad . . . . . . . . . . . . . . . 147
8. Remisión de la indignidad (art. 844 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148
9. Principales diferencias entre la incapacidad absoluta
para suceder y la indignidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148
Capítulo VIII
Asignaciones forzosas
1. Generalidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151
2. Asignaciones alimenticias forzosas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152
Capítulo IX
Legítimas y acciones que protegen la legítima
1. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155
2. Quienes son legitimarios, art. 885 CC y como concurren a la sucesión . . 156
2.1. Sólo son legitimarios los herederos referidos en el art. 885 del CC.. . 156
2.2. Como concurren a la sucesión intestada los legitimarios
(art. 886 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157
3. Porción legitimaria y legítima. Legítima rigorosa y legítima efectiva . . . 158
4. Cálculo de la legítima (arts. 887 y 889 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 162
4.1. Generalidades, acervos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 162
4.2. Cálculo de la legítima en el primer orden de llamamiento
(arts. 889, 887 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 165
4.3. Cálculo de la legítima en el segundo orden de llamamiento
(art. 887 inciso 3° CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 169
5. Naturaleza jurídica de la legítima . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 171
6. Intangibilidad de la legítima art. 894 CC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 174
6.1. Concepto y alcance . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 174
6.2. La legítima no admite condicionamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 178
A. Generalidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 178
B. La denominada «condición» de no administrar o usufructuar
(arts. 267 y 268 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 180
6.3. La legítima no admite sustitución . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 181
6.4. La legítima no admite gravamen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 182
6.5. Excepción legal a la intangibilidad de la legítima . . . . . . . . . . . . . . . 184
7. Acción de reforma de testamento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 185
7.1. Objeto de la acción, sujetos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 185
7.2. Plazo (art. 1006 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 187
7.3. Heredero preterido (art. 1008 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 188
7.4. ¿Sentencia constitutiva o declarativa? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 189
7.5. Acción que puede ser inscripta en el Registro (ley N° 16.871) . . . . . . 190
8. Acción de reducción de donaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 190
8.1. Concepto, naturaleza jurídica, sujetos y objeto. . . . . . . . . . . . . . . . . . 190
8.2. Plazo para el ejercicio de la acción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 200
9. La desheredación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 200
Apéndice esquemas del capítulo IX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 202
Capítulo X
Porción conyugal
1. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 207
2. Beneficiario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 208
2.1. Situación personal del beneficiario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 208
2.2. Condiciones patrimoniales del beneficiario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 209
3. Cálculo de la porción conyugal. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 213
3.1. Cálculo de la porción conyugal en el primer orden de llamamiento,
arts. 881 inciso 2° y 887 inciso 1° CC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 213
3.2. Cálculo de la porción conyugal en el segundo y restantes órdenes
de llamamiento, inciso 1° del art. 881 CC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 216
3.2.1. Normas generales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 216
3.2.2. Cálculo en segundo orden en caso de haber existido
donaciones celebradas por el causante . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 218
4. Responsabilidad del porcionero art. 883 CC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 223
5. Naturaleza jurídica de la porción conyugal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 226
5.1. La porción conyugal como crédito de alimentos . . . . . . . . . . . . . . . . . 227
5.2. La porción conyugal como cuota hereditaria.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 229
5.3.Porción conyugal como legado legal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 230
6. Abandono de la porción conyugal (art. 880 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 232
7. Posibilidad de acumular la porción conyugal y la porción disponible
(882 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 232
8. ¿Debe computarse al cónyuge que carece de derecho a porción conyugal
efectiva, a los efectos del cálculo de la porción legitimaria? . . . . . . . . . . . 237
Capítulo XI
Derechos reales de habitación y de uso
Leyes Nº 16.081 y Nº 18.246
1. Generalidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 243
1.1. Antecedentes legislativos de los derechos reales de habitación y de
uso en favor del viudo o viuda. Ley Nº 16.081 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 243
1.2. Generalidades derechos reales creados por la ley Nº 18.246
(ley de UC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 246
1.3. Generalidades comunes a ambos beneficios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 246
2. Los Derechos reales de Habitación y Uso a favor del concubino
sobreviviente. Ley Nº 18.246 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 247
3. Concepto de los DRHyU . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 247
4. Naturaleza jurídica y caracteres de estos derechos sucesorios . . . . . . . . . 248
5. Presupuestos para el nacimiento de los DRHyU . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 251
5.1. Presupuestos referidos al beneficiario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 251
5.1.2. Requisitos personales que el beneficiario debe reunir. . . . . . . . . 253
5.1.2.1. Beneficiario: viudo o viuda (art. 881.1 CC) . . . . . . . . . . . . . . . 253
5.1.2.2. Beneficiario: concubino sobreviviente (art. 11 Ley N° 18.246) 263
5.1.3. Requisitos patrimoniales que el beneficiario debe reunir . . . . . . . 263
5.1.3.1. Beneficiario: viudo o viuda (art. 881.7 CC) . . . . . . . . . . . . . . . 263
a) Análisis de la expresión “tener un inmueble” . . . . . . . . . . . . . . . . . 264
b) Análisis de la expresión “apto para vivienda” . . . . . . . . . . . . . . . . . 267
c) Análisis del requisito “similar al hogar conyugal” . . . . . . . . . . . . . 269
5.1.3.2. Beneficiario: concubino supérstite. Art. 11 inciso 3º
ley Nº 18.246 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 271
5.2. Presupuestos referidos al patrimonio sucesorio. (Art. 881.1 CC) . . . . 272
5.2.1. Que una vez pagadas las deudas sucesorias quedare en el
patrimonio un inmueble . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 272
5.2.2. Que el inmueble haya sido destinado a vivienda y hubiere
constituido el hogar conyugal o concubinario en su caso . . . . . . . . 280
5.2.3. Que el referido inmueble sea propio del causante, o bien
ganancial o común del matrimonio integrado por el causante y el
cónyuge supérstite, o concubinario o común del causante
y el concubino sobreviviente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 282
6. Tasación de los derechos reales de habitación y de uso . . . . . . . . . . . . . . . 285
7. Imputación, art. 881.4 CC y art. 11 inciso final de la ley Nº 18.246 . . . . 288
7.1. Generalidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 288
7.2. Los DRHyU y la intangibilidad de la legítima . . . . . . . . . . . . . . . . . . 293
7.3. Imputación de los DRHyU del viudo o viuda, acumulación posible
a su porción conyugal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 296
8. Derecho real de uso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 297
9. Extinción de los derechos reales de habitación y de uso, Nº 3 del art. 881
CC y 542 CC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 298
9.1. Causales especiales de pérdida de los derechos reales de habitación
y de uso del viudo/viuda (881.3 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 298
9.2. Causales especiales de pérdida de los derechos reales de habitación
y de uso del concubino sobreviviente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 300
9.3. Causales generales de pérdida del derecho real de habitación y del
de uso (arts. 542 y 537 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 302
10. Responsabilidad del beneficiario de los derechos reales de habitación y
de uso 881.9 CC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 305
11. Diferencias entre la porción conyugal y los derechos reales de habitación
y de uso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 308
11.1. Diferencias en lo que respecta a los beneficiarios. . . . . . . . . . . . . . . 309
11.2. Diferencias en lo que respecta a la naturaleza jurídica, el objeto, la
satisfacción y extinción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 310
12.Derecho de conmutación inciso 2º del art. 881.1 CC . . . . . . . . . . . . . . . . . 312
13.El beneficiario de los derechos reales y la acción de reforma de testamento 313
14.El beneficiario de los derechos reales y la acción de reducción de donaciones 316
Capítulo XII
Sucesión intestada. Generalidades
1. Sucesión intestada. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 321
2. Sucesión mixta. Concepto. Interpretación y alcance de los arts. 1033
y 1102 CC. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 323
3. Orden de llamamiento. Clase. Conceptos generales . . . . . . . . . . . . . . . . . 328
Capítulo XIII
Órdenes de llamamiento
1. Generalidades. La ley Nº 15.855 del 25/3/987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 333
2. Análisis del primer orden de llamamiento: Descendientes.- Ley Nº 18.590 336
3. Análisis del segundo orden de llamamiento. Herederos: Ascendientes,
cónyuge, concubino (art. 1026 CC y art. 11 ley Nº 18.246). . . . . . . . . . . 339
3.1. Generalidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 339
3.2. Causante al que le sobreviven ascendientes legítimos . . . . . . . . . . . 341
3.2.1. Quienes son ascendientes legítimos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 341
3.2.2. Armonización de los arts. 1026 CC y 11 de la ley Nº 18.246,
con los arts. 887 y 889 CC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 342
3.2.3. Ascendiente de grado más próximo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 347
3.3. Causante al que le sobreviven ascendientes naturales . . . . . . . . . . . 349
3.3.1. Generalidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 349
3.3.2. Ascendientes naturales. Reconocimiento anterior a la muerte
del causante . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 353
3.3.3. Exclusión de la representación en la línea recta ascendente:
alcance . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 359
3.4. Clase del cónyuge y del concubino (art. 1026 CC y art. 11 incisos
1º y 2º ley Nº 18.246). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 361
3.4.1. Generalidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 361
3.4.2. Causante casado a quien sobrevive además del viudo o viuda,
su concubino y sus ascendientes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 365
3.4.3. Síntesis de los presupuestos necesarios para que surja la
vocación hereditaria del concubino sobreviviente . . . . . . . . . . . . . . 367
4. Análisis del tercer orden de llamamiento (hermanos e hijos adoptivos)
(art. 1027 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 369
4.1. Clase de los hermanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 370
4.2. Los sobrinos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 371
4.3. Clase de los hijos adoptivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 371
5. Análisis del cuarto orden de llamamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 373
6. Análisis del quinto y sexto orden de llamamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 373
7. Análisis del séptimo orden: el Estado (art. 1034 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . 376
7.1. Situaciones generadoras de la yacencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 377
Primera situación: inexistencia de herederos testamentarios y de
herederos conocidos llamados por la ley . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 378
Segunda situación: herederos testamentarios o llamados por la ley
que han repudiado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 380
Análisis de una tercera situación: albacea con tenencia de bienes . . . 381
7.2. Destino de los bienes. Beneficiario y heredero. Ley Nº 16.170 . . . . . . 384
7.3. Características especiales del Estado como heredero . . . . . . . . . . . . . 388
7.4. Administración de la herencia yacente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 389
8. Apéndice legislativo referido a herencias yacentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . 390
9. Ejercicios de distribuciones sucesorias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 391
Capítulo XIV
Institutos generadores de vocación sucesoria
1. Generalidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 393
2. Representación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 394
2.1. Concepto. Análisis del mismo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 394
A) Forma de suceder propia de la sucesión intestada. . . . . . . . . . . . . . . . 395
B) ¿Quién puede ser representado? Puede ser representado
un descendiente o un hermano del causante,
que no quiere o puede suceder . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 397
B.1 Pueden ser representados los descendientes del causante
(art. 1019 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 398
B.2. Pueden ser representados los hermanos del causante
(art. 1021 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 399
C) Los representantes son siempre descendiente del representado . . . . . 400
2.2. Fundamentos de la representación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 401
2.3. Efectos de la representación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 402
2.3.1. Concepto de equiparación en el grado. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 402
2.3.2. Sucesión por estirpes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 403
2.3.3. Determinación del círculo de personas
dentro del cual opera el acrecimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 404
2.3.4. Obligación de colacionar o imputar las donaciones
que el representante hubiera debido colacionar o imputar . . . . . . . 405
2.4. Casos en los que opera la representación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 406
3. Transmisión (art. 1040 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 407
3.1. Concepto.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 407
3.2. Sujetos involucrados en la transmisión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 408
3.3. Requisitos que deben reunir el trasmitente y el trasmisario . . . . . . . 411
3.4. Aceptación o repudiación de los trasmisarios
(art. 1052 inciso final CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 413
4. Diferencias entre la representación y la trasmisión . . . . . . . . . . . . . . . . . 414
4.1. Presupuestos que determinan la aplicación
de la representación y la trasmisión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 414
4.2. Ámbito de aplicación de uno y otro instituto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 415
4.3. Vinculación existente entre los diferentes sujetos . . . . . . . . . . . . . . . 416
5. Sustitución vulgar (art. 858 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 416
5.1. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 416
5.2. Naturaleza jurídica de la sustitución vulgar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 418
5.3. Regulación legal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 420
6. Sustitución fideicomisaria, artículos 865 y ss. CC
y modificaciones de la ley N° 17.703 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 422
6.1. Generalidades. Concepto de sustitución fideicomisaria, análisis
de las disposiciones del Código Civil y las modificaciones
de la ley N° 17.703 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 422
6.2. Diferencias entre sustitución vulgar y sustitución fideicomisaria . . 431
6.3. Fideicomiso testamentario (Ley N° 17.703). El fideicomiso
secreto o herencia de confianza (art. 866, 783 inciso final CC) . . . . . . 432
6.4. Diferencias entre el fideicomiso y la sustitución fideicomisaria . . . . 441
7. El acrecimiento (arts. 1044 a 1050 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 442
8. Conflictos entre los diversos institutos (art. 864 CC) . . . . . . . . . . . . . . . . . 444
Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 447

Descripción

Reimpresión inalterada de la 2ª edición octubre 2019

Formato 17×24

ISBN 978-9974-2-0761-5

Páginas 464

 

Reseña

PRÓLOGO A LA 2a EDICIÓN

La primera edición de este libro coincidió con la fecha en que fue sancionado el
Código de la Niñez y de la Adolescencia (CNA), ley Nº 17.823. Este cuerpo normativo introdujo reformas esenciales dentro del derecho filiatorio. En la primera edición de este manual mencionamos las reformas del CNA que por entonces iban a entrar en vigencia, en aquellos temas en que las mismas repercutieron en el derecho sucesorio. Dichas reformas se encuentran actualmente vigentes hace varios años y algunos institutos del derecho filiatorio han sido modificados por nuevas leyes; tal es lo que sucede con el instituto de la legitimación adoptiva, actual adopción plena reformado por la ley Nº 18.590.

La referencia que se hace en esta obra a los “hijos” declarados tales en el derogado juicio de investigación del Código del Niño, así como a la derogada prohibición de las personas casadas de reconocer hijos habidos fuera del matrimonio ( inciso 3º del art. 227 CC), no pierde su razón de ser, ya que la reforma legislativa no determinó la desaparición retroactiva de estas situaciones. A mero título de ejemplo, quien haya sido declarado padre en juicio ordinario de investigación de la paternidad del derogado art. 241 CC, no será llamado a heredar a su hijo por no haberlo reconocido, aun cuando hubiera deseado reconocerlo y el emplazamiento por sentencia haya sido causado por la prohibición del derogado inciso 3º del art. 227 CC. La derogación de dicho inciso que se produjo al entrar en vigencia el CNA (art. 28 inc. 2º) no altera esta situación ya verificada.

De igual manera, quien haya sido declarado hijo en juicio de investigación de la
paternidad del Código del Niño, carecerá de derechos sucesorios, sin perjuicio de la posibilidad que podrá existir o no (según los casos) de lograr en el futuro el emplazamiento en el estado civil de hijo natural respecto de su fallecido padre.

Se incorporan en esta segunda edición, las reformas al derecho sucesorio introducidas por la ley Nº 18.246 publicada en el Diario Oficial el 10/1/2008, ley de unión concubinaria, así como repercusiones indirectas derivadas de otras reformas legislativas, como por ejemplo la ley Nº 18.590 publicada el 16/10/2009. En cuanto refiere a esta reforma, concretamente a la derogación del instituto de la adopción simple de menores de edad, cabe señalar lo mismo que se expresó respecto de las categorías derogadas por el CNA. Continuará existiendo la categoría de hijos adoptivos, llamados en el tercer orden de llamamiento como herederos no forzosos, ya que quien fue beneficiado con un adopción simple, no dejará de serlo. La ley Nº 18.590 no hace desaparecer esta categoría. Por otra parte, esta ley que reforma el CNA es aplicable, según el art. 1º de dicho cuerpo normativo, a las personas menores de dieciocho años. No deroga en consecuencia la adopción simple de personas mayores de edad.

Autor/a