Reflexiones sobre el Derecho Procesal y la perspectiva de género: una mirada practica

$600

SKU: 3425 Categoría: Autor/a:
Comparte con tus contactos

Descripción

1ª edición, noviembre 2022

Formato 17×24

ISBN 978-9974-2-1342-5

Páginas 137

Tabla de contenido

Clic aquí para ver tabla de contenido

Autor

Miriam Aquino Duhalde

Profesora Adscripta, Grado 2, Asistente, Facultad de Derecho de la UDELAR.

Alexandra Facal

Ayudante de Derecho Procesal en la Facultad de Derecho de la UDELAR.

Lucía Fernández Ramírez

Aspírate a Profesora Adscripta de Derecho Procesal en Facultad de Derecho de la UDELAR.

Selva Klett Fernández

Catedrática de Derecho Procesal, Facultad de Derecho de la UDELAR.

Sebastián Puñales

Aspirante a Profesor Adscripto de Derecho Procesal en Facultad de Derecho de la UDELAR.

María Isabel Rodríguez

Aspirante a Profesora Adscripta de Derecho Procesal en la Facultad de Derecho de la UDELAR.

María Eugenia González

Profesor Adjunto de Derecho Procesal en Facultad de Derecho de la UDELAR.

Reseña

Los  textos  que  componen  esta  obra  suponen,  por  parte  de  los  autores,  una  consciente y responsable tarea de investigación, que va más allá de la publicación. A partir del diagnóstico de la desigualdad estructural y de la permanencia de los estereotipos, estos estudios pretenden despertar una mirada que se constituya en una  herramienta  de  utilidad para  los  profesionales,  en  los  numerosos  y  diversos  problemas que determinan la aplicación de la perspectiva de género. Se comienza con  el  encuadre  del  derecho  a  una  vida  libre  de  violencia  en  clave  de  derechos  fundamentales, al traer a colación los convenios internacionales y su operatividad en  los  casos  concretos.  Se  pone  el  acento  en  el  carácter  normativo  y  transversal  que ostenta la perspectiva de género, según lo dispone la Ley N.º 19.580, de orden público  e  interés  general,  aplicable  en  todos  los  procesos,  cualquiera  sea  el  área  competencial. El análisis de las situaciones de los sujetos, en el sistema normativo así  concebido,  permitirá  un  más  adecuado  ejercicio  de  las  distintas  funciones,  al  definir y delimitar los distintos roles, es decir, los derechos, los deberes y la responsabilidad. La acción, la defensa y la jurisdicción deben amoldarse a ese objeto calificado.  El  correcto  desempeño  asegura  el  debido  proceso  y  la  tutela  efectiva.  La  perspectiva  de  género  ostenta  una  gran  relevancia  en  la  actividad  probatoria  en  todas sus etapas. Las reglas de la sana crítica se analizan en este campo concreto y bajo este criterio. Respecto de los medios de prueba, el examen de la admisibilidad, conducencia,  pertinencia  o  necesariedad,  la  forma  de  producción  y  la  valoración  del  cúmulo  se  efectúa  bajo  la  óptica  de  la  recta  aplicación  de  las  disposiciones  legales,  sin  desmedro  de  profundizar  en  las  especialidades  de  algunos,  como  la  declaración de la víctima y los indicios. El recorrido por la jurisprudencia en materia penal, laboral, familiar y civil evidencia la necesidad de difundir y fortalecer el desarrollo de buenas prácticas para la obtención de una prueba válida y de calidad, detectando cómo el proceso puede constituir también una forma de violencia. La cabal  apreciación  de  la  complejidad  de  las  situaciones  de  violencia  incide  en  la  fundamentación de la decisión judicial, que debe plasmar un esfuerzo argumentativo  mayor.  La  propuesta  pretende  promover  la  reflexión,  contribuir  a  un  mejor  manejo de los institutos procesales, planteando algunas interrogantes, materia de futuras indagaciones. Quizá este sea el camino: establecer líneas de investigación que aseguren el contraste con otras opiniones y con otras disciplinas.

Shopping Cart